¿Tengo que tributar en el IRPF o impuesto de sociedades si recibo una subvención?

Muchos clientes siempre tienen la duda sobre si tienen que tributar cuando reciben alguna ayuda. Y la respuesta, es que la mayoría de subvenciones se tienen que declarar, excepto que el acuerdo de concesión diga lo contrario. En este artículo, te ayudaremos a aclarar dudas sobre la tributación de este tipo de ayudas.

Si es una subvención para un particular o autónomo

Si hablamos de una persona física que no realiza alguna actividad económica, como norma general, es necesario que todas las subvenciones o ayudas que reciban se declaren en el IRPF porque se consideran ganancias patrimoniales. Solo hay algunas prestaciones, indemnizaciones o becas que están exentas de IRPF:

  • Ayudas que se brindan por incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.
  • Ayudas por desempleo percibidas en pago único.
  • Prestación por entierro.
  • Ayudas públicas por maternidad o paternidad, parto o adopción.
  • Indemnización por responsabilidad civil y seguros de accidentes.
  • Ayudas por despido.
  • Becas públicas.

También, se debe resaltar que las personas físicas que realizan actividades económicas, pueden tener la consideración de dos opciones: rendimiento de trabajo en el caso de autónomos o de ganancia patrimonial según el destino de la subvención. Si están relacionadas con alguna actividad económica se debe tributar dentro de la misma, pero si no es caso, deberá formar parte de las ganancias y perdidas patrimoniales.

Las subvenciones que se consideran rendimiento de trabajo siempre serán más ventajosas que las que se consideran ganancias patrimoniales porque disfrutan de una reducción de 2 mil euros en concepto de “Otros gastos”, y de una reducción de hasta 5.565 euros si los rendimientos netos son inferiores a 16.825 euros.

Normalmente las subvenciones públicas se deben tributar en el IRPF del año de su cobro. Sin embargo, cuando la ayuda es un monto elevado y en un solo pago, te brindan la opción de declararlas por cuartas partes en el año de su cobro y en los tres siguientes.

Si es una subvención para una empresa

En el caso de una persona jurídica, es más fácil porque solo se debe comprobar si las ayudan son reembolsables o no.

Las subvenciones que no son reembolsables se considerarán directamente como ingresos, pero las reembolsables no, porque están condicionadas al cumplimiento de unos requisitos durante un periodo de tiempo. Cuando es no reembolsable se imputa a resultados al final del ejercicio proporcionalmente al periodo de tiempo cumplido.

No te pierdas lo último

Plan General Contable 2021

Plan General Contable 2021

¿Qué es el Plan General Contable? El Plan General Contable (PGC) es una herramienta fundamental para cualquier empresa que quiera cumplir con la normativa contable en España. El PGC 2021 es la versión actualizada del sistema contable español, que entra en vigor el...

Indemnización por accidente en transporte público

Indemnización por accidente en transporte público

Para hacer una reclamación de una indemnización por accidente en transporte público, es necesario una constancia. La cual certifique que las lesiones fueron causadas en ese accidente, además se necesita un informe de urgencia y un parte policial. Cuando ocurre este...

Aportar valor con la auditoría interna

Aportar valor con la auditoría interna

El objetivo de cualquier empresa es crear valor de la forma más eficiente posible, es decir, producir el bien o servicio para el cual fue constituida, utilizando para ello la menor cantidad de recursos posibles. Esto es un concepto básico para toda empresa, y ambos...

Descarga nuestra guía

Te mantendremos informado

Fiabilidad. Precisión. Confianza.

Suscríbete a nuestra newsletter

Más información

AUDITORÍA

RISK ADVISORY

FINANCIAL ADVISORY

OTROS SERVICIOS

contacta con nosotros

Paseo de la Castellana 89, Madrid.

Tfno: +34 91 314 90 16

Fax: +34 91 279 79 13

horario

Lunes a Jueves
De 9:00 a 19:00

Viernes
De 8:00 a 15:00