¿Llega el fin de la venta de coches de combustión?

La Comisión Europea, propuso a mediados del 2021 la prohibición de la venta de coches que emitan gases contaminantes en los países miembros de la Unión Europea a partir de 2035. Este hecho se ha convertido en realidad, después de que el pasado 11 de mayo, la Comisión de Medio Ambiente (ENVI) lo haya aprobado tras una votación.

Ahora, sólo queda que el plenario del Parlamento europeo lo ratifique, donde no se suelen cambiar las decisiones tomadas por los eurodiputados participantes en la comisión.

También, se ha aprobado la entrada en vigor de nuevos límites de emisiones a partir de 2025. A partir de ese año, la reducción de emisiones contaminantes tiene que ser de un 20% para los turismos y un 15% para vehículos industriales.

¿Qué vehículos nuevos se podrán comprar a partir de 2035?

A partir de 2035, solo podrán comercializarse aquellos vehículos que sean 100% eléctricos (de batería) y los eléctricos de pila de combustible (con depósito de hidrógeno).

La Comisión Europea calcula que 9 de cada 10 vehículos vendidos en 2035, serán completamente eléctricos, mientras que el 10% restante serán de hidrógeno. No podrán comercializarse ni coches diésel, ni gasolina, ni híbridos. Esto incluye híbridos enchufables y no enchufables. Es decir, estará prohibida la venta de vehículos de gasolina, diésel, GLP, GNC, híbridos, e-fuels, entre otros.

¿Podré conducir coches de combustión?

La respuesta a esta pregunta es sí, sin embargo, debemos tener en cuenta ciertas limitaciones.

Estas limitaciones están decretadas por la Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición Energética de España, que establece que antes de 2023 todos los municipios de más de 50.000 habitantes deberán delimitar zonas de bajas emisiones, las cuales restringirán la circulación a los coches de combustión con el objetivo de mejorar la calidad del aire.

Igualmente, el Pacto Verde de la Comisión Europea reclama una reducción del 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte, a fin de que de aquí a 2050 la Unión Europea (UE) se haya convertido en una economía climáticamente neutra, esto se debe a que el transporte es responsable de aproximadamente el 30% de los gases generados en la UE.

Además, la Comisión Europea detalla que prácticamente todos los automóviles, furgonetas, autobuses y los nuevos vehículos pesados serán de emisión cero.

¿Se podrán comprar coches de segunda mano de combustión?

La normativa que ha planteado el ejecutivo comunitario no afecta al mercado de segunda mano, pero aquellos que compren estos vehículos deben tener en cuenta las limitaciones de circulación indicadas en el apartado anterior.

¿Qué infraestructuras habrá para conducir coches eléctricos?

Esta propuesta contempla un aumento exponencial de las estaciones de recarga para vehículos eléctricos y también, aunque en menor medida, de estaciones de repostaje de hidrógeno.

Actualmente, Europa cuenta con tan solo 374.000 puntos de recarga. En el caso de España, actualmente, existen más de 10.000 puntos de recarga eléctrica, aunque las patronales reclaman que para 2030 deberán existir en nuestro país unos 340.000.

Para poder cumplir con estas premisas es importante, entre otras cosas, incentivar la compra de vehículos eléctricos y, sobre todo, extender la red de recarga pública ultrarrápida simplificando las plataformas de pago.

Por todo ello, suscitó el máximo interés la aprobación en España del Real Decreto-Ley 29/2021, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito energético para el fomento de la movilidad eléctrica que la Mesa del Congreso de los Diputados ha acordado tramitarlo como Proyecto de Ley.

En primer lugar, en cuanto a la instalación de puntos de recarga en zonas de protección de las carreteras, el artículo 1 del RD-L 29/2021 establece la posibilidad de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) pueda autorizar la colocación de puntos de recarga de vehículos en las zonas de protección de las carreteras.

En segundo lugar, y en lo que respecta a los puntos de recarga en concesiones en redes estatales de carreteras, las personas concesionarias de carreteras estatales con contratos en ejecución a 22 de mayo de 2021, en los que se incluyan instalaciones de suministro de combustibles y carburantes a vehículos, quedan sometidas a determinadas obligaciones en relación con la implantación de puntos de recarga, las cuales variarán en función del volumen de ventas y del tipo de combustible comercializado.

Y por último, en cuanto a la eliminación de las licencias y las autorizaciones previas para la instalación de puntos de recarga, dichas licencias o autorizaciones previas serán sustituidas por declaraciones responsables. La declaración responsable, permitirá realizar la instalación del punto de recarga e iniciar el servicio de recarga energética desde el día de su presentación, sin perjuicio de las facultades de comprobación, control e inspección de las administraciones públicas competentes.