Fundamentos básicos del gobierno corporativo

¿QUÉ ES EL GOBIERNO CORPORATIVO?

El gobierno corporativo se define como el conjunto de normas, principios y procedimientos que determinan y gestionan la estructura y funcionamiento de las relaciones entre partes interesadas de la empresa, es decir, accionistas, inversores, órgano de administración, directivos, proveedores y clientes. El fin que persigue es la creación de valor a través de un conjunto de regulaciones que facilitan la toma de decisiones, la transparencia y la generación de riqueza.

PRINCIPALES FUNCIONES DEL GOBIERNO CORPORATIVO

  • Diseño y elaboración de las normas de buen gobierno corporativo.
  • Establece mecanismo de control sobre la correcta ejecución del plan estratégico.
  • Promoción de políticas corporativas y procesos legales que rigen la organización.
  • Asignación de responsabilidades dentro de la estructura interna.
  • Creación de sinergias en la estructura organizacional para facilitar la comunicación y armonía empresarial entre los inversores, el equipo directivo y los órganos de gobierno.
  • Aplicación de un código de buen gobierno.

¿CÓMO PONER EN PRÁCTICA EL GOBIERNO CORPORATIVO?

Mediante el establecimiento de una estructura organizacional eficiente que comprenda y se apoye en los valores y principios de la empresa. Sin embargo, según las especialidades de cada sociedad, la estructura del gobierno corporativo puede variar. En todo caso, es imprescindible determinar la misión, visión y objetivos de la empresa, optimizar recursos y diseñar las políticas que regirán cada proceso.

VENTAJAS DE IMPLEMENTAR UN GOBIERNO CORPORATIVO

El gobierno corporativo es un instrumento generador de confianza que repercute de forma directa en el crecimiento de la empresa. La toma de decisiones se vuelve cada vez más transparente e informada, lo que, a su vez, mejora la reputación y la imagen de marca de la sociedad. Así, el comportamiento empresarial responsable sirve de garantía de crecimiento sostenible en el medio y largo plazo mediante la generación de seguridad en los inversores y la mejora de la competitividad.