El dictamen pericial del auditor de cuentas

El dictamen pericial es uno de los elementos de prueba de un juicio que la Ley de Enjuiciamiento Civil enumera en su artículo 299. Estos documentos son elaborados cuando se hace necesario o conveniente valorar desde un punto de vista técnico los hechos que se discuten en un procedimiento, o cuando se necesite adquirir certeza sobre los mismos.

Para su correcta preparación, éste ha de ser elaborado por una persona experta en la materia, debiendo estar en posesión del título oficial que corresponda al objeto y naturaleza del dictamen. Además, deberá manifestar, bajo juramento o promesa, que ha elaborado el documento con la mayor objetividad posible. Es decir, no puede modificar el modo de preparar el dictamen con la intención o finalidad de favorecer a una u otra parte.

Por la objetividad y profesionalidad que caracteriza al dictamen pericial, éste puede llegar a ser determinante para que el juez dicte sentencia en uno u otro sentido.

Entre los dictámenes periciales, podemos destacar los que son elaborados por los auditores de cuentas. Estos profesionales, expertos en materia contable y financiera de empresas, deben contar con el título oficial y estar inscritos en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas. En ese caso, estarán habilitados para preparar dictámenes periciales.

No es sencillo emitir una valoración sobre los hechos acaecidos en una empresa si para ello se han de interpretar los estados financieros de la misma. En estos casos es preciso acudir a los conocimientos técnicos que aportan los auditores de cuentas. Por ello, la labor de estos profesionales se está viendo cada vez más extendida.

Como es lógico, los auditores deben esmerarse tanto en el análisis los estados contables de una entidad, como en el modo y la técnica que emplean en la redacción del dictamen. La claridad y la concreción son características que reforzarán el contenido del documento, pues, a efectos de dar luz a un juez sobre los hechos y las circunstancias discutidas en un juicio, es importante que se lleguen a conclusiones concretas y claras.

En definitiva, los auditores de cuentas tienen un segmento de negocio que va más allá de la auditoría que la Ley de Sociedades de Capital obliga a determinadas empresas. Por ello, desde LEGALNET contamos con un equipo de auditores con larga experiencia dedicados tanto a la preparación de dictámenes periciales como a la elaboración de auditorías legales.

Situación legal del gobierno corporativo en España

El “gobierno corporativo” es una compilación de normas que controlan internamente la actividad de una sociedad. Esto no abarca únicamente los estatutos que forman las reglas básicas de la empresa, sino que, además, se articulan las directrices para llevar a cabo las relaciones externas con el mercado en su conjunto.  Un buen sistema de gobierno corporativo generará una estructura saludable en la empresa que permitirá la toma de decisiones estratégicas para lograr un aumento de valor y de la competitividad.

Es recomendable que todas las empresas tengan estas medidas de control, sin embargo, se vuelve determinante para las sociedades cotizadas ya que las directrices dirigen los intereses de los accionistas y del órgano directivo.

En los últimos años, las medidas de gobierno corporativo se han incrementado las exigencias de transparencia, veracidad, buenas prácticas y comportamiento empresarial responsable por parte de la empresa, inversores y todos los agentes que interactúen en las relaciones. Esto deviene porque no solo sirven para conocer los indicadores financieros, sino que también ayudan a conocer como se ha llegado a esos resultados.

Resulta pertinente esclarecer la diferencia entre gobierno corporativo y cumplimiento normativo, mientras que el primero tiene por objetivo generar transparencia y confianza en las relaciones de la empresa y externos, el segundo se encarga de asegurarse el cumplimiento de las directivas y normas para una exitosa gestión empresarial.

La normativa aplicable sobre el gobierno corporativo, principalmente gira en torno al Código de buen gobierno de las sociedades cotizadas, aprobado por la Comisión Nacional de Valores, cuya última versión es del año 2020. Dicho Código contempla tres pilares fundamentales, los aspectos generales, la junta general de accionistas y el consejo de administración y tiene como objetivo asegurar el funcionamiento de la estructura de las empresas españolas y obtener unos resultados orientados al éxito.

Serán asimismo de aplicación, a nivel nacional, la Ley de Sociedades de Capital, la Ley de Auditoría de Cuentas y la Ley 11/2018 sobre información no financiera y diversidad, a nivel europeo existen directivas que deberán utilizarse y tenerse en cuenta, así como un Código de buen gobierno para bancos y fondos de inversión. Cabe asimismo hacer mención a los principios de Gobierno Corporativo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Europeos junto con el G20 que proporcionan directrices a los mercados de valores, a los inversores, a las empresas y a otros agentes económicos que intervienen en el desarrollo de un buen gobierno corporativo.

Informe Pericial Económico, ¿para qué sirve?

El perito económico es un experto en asuntos económicos- financieros que emite un informe con el fin de cubrir la necesidad de aportar en sede judicial conclusiones basadas en evidencias como medio de prueba, que requieren de un conocimiento técnico acreditado en el ámbito económico-contable.

El informe pericial económico, puede estimarse necesario para la defensa de los derechos e intereses de una parte en un proceso judicial o en una negociación previa, y por ello, podrán ser aportados con la demanda o en la contestación.

Dicho informe, puede ser conocido con distintas denominaciones, aunque son lo mismo: Pericia, pericial, dictamen, informe, etc.

En el informe basado en los resultados de la pericia realizada, se evalúan las conclusiones a las que ha llegado el perito sobre unos determinados hechos que necesariamente revisten un carácter económico, fiscal o contable.

Algunas de las cuestiones en las que puede elaborarse un informe pericial económico son:

-Demandas por negligencia profesional.

-Investigaciones por fraude.

-Delitos económicos.

-Operaciones con bonos y acciones.

-Auditorias y requerimientos de información financiera.

-Valoraciones de lucro cesante, daño emergente y cálculo de intereses.

– Calculo de indemnizaciones por incumplimientos de contrato.

-Expropiaciones.

-Hipotecas.

-Productos financieros.

 

Cuenta con un Risk Advisory en tu empresa y comienza a tomar mejores decisiones

En el ejercicio del asesoramiento y la supervisión juega un papel fundamental la figura del Risk Advisory. Las organizaciones que trabajan con un Risk Advisory cuentan con una ventaja competitiva frente a sus homólogas que es indudable, puesto que tratará de gestionar los riesgos asociados a la propia actividad del negocio. Un control exhaustivo de los sistemas, procesos y personas previene daños potenciales y construye relaciones más sólidas con los clientes, socios, inversores y otras partes interesadas.

RIESGOS DE SISTEMAS Y SEGURIDAD

Una de las áreas que más riesgos presenta en una empresa son las amenazas cibernéticas, ya que las organizaciones operan en un entorno global altamente interconectado.

Una auditoria en seguridad informática se asegurará de que los servidores, sistemas informáticos y datos personales y del propio negocio se encuentran a salvo, evitando así riesgos y sanciones que deriven en un futuro en daños económicos, reputacionales o regulatorios, entre otros.

Un sistema informático adecuado y eficiente presenta cuatro elementos clave del procesamiento: confidencialidad, integridad, disponibilidad y autentificación. Para alcanzar todos ellos, se prestan servicios de (i) revisión y diagnóstico del nivel de madurez de los procesos, (ii) gestión del dato y de los activos de software, (iii) planificación de objetivos de seguridad y diseño de estrategias, (iv) desarrollo de aplicaciones, (v) directrices de actuación y (vi) cumplimiento de estándares de seguridad nacionales e internacionales (ENS/ISO).

RIESGOS FINANCIEROS

Con la finalidad de alcanzar cierta estabilidad financiera y liquidez, las organizaciones pueden beneficiarse en gran medida de los servicios que brindan los Risk Advisory. Éstos elaboran manuales de procedimientos, políticas internas, informes de seguimiento y modelos de gestión para abordar los numerosos desafíos de la gestión de riesgos financieros.

Las áreas de trabajo que se ven más expuestas son:

  1. Área de gestión del riesgo empresarial, de liquidez, crediticio y operacional.

El Risk Advisory desarrolla labores de identificación, análisis, evaluación, prevención, estrategia, respuesta y seguimiento de las medidas correctivas.

  1. Área de tesorería y mercado de capitales.

Se prestan servicios de asesoramiento para la anticipación y adaptación a cambios en los modelos de negocio y necesidades de capital.

  1. Área de estructura financiera.

Se asiste en la gestión global del riesgo y la confección de acuerdos de financiación.

RIESGOS OPERACIONALES

En la carga operativa diaria, las empresas se relacionan con sus empleados, proveedores, clientes o la administración por lo que deviene fundamental crear comunicaciones confiables sobre el control interno y el propio desempeño del negocio para conseguir generar sinergias entre todos ellos.

En este sentido, se acompaña a las empresas en la revisión de las relaciones con terceros como los servicios subcontratados, a optimizar las cadenas de suministro, en la elaboración de informes de sostenibilidad, desarrollo de soluciones de gestión de la tecnología, análisis y valoración de los datos extraídos e impulso del desempeño comercial.

En definitiva, los Risk Advisory ayudan a comprender los riesgos del negocio a través de la supervisión, control y auditorías internas permitiendo así a los responsables de las organizaciones, la toma de decisiones de manera más informada e inteligente en aras de obtener el máximo retorno de las oportunidades que se presentan.