Revisiones limitadas de estados financieros, ¿por qué hacerlas?

Las empresas disponen de la posibilidad de realizar revisiones limitadas de sus estados financieros con la finalidad de proporcionar seguridad moderada de los mismos.

Consiste en , aprovechar el conocimiento que se tiene del negocio del cliente, la industria a la que pertenece y las necesidades individuales que requiere, para averiguar si existen aspectos significativos a remarcar que afecten de manera sustancial a los estados financieros. Para ello, se emplean mecanismos de supervisión y otros procedimientos analíticos sustantivos además de, la formulación de preguntas a la dirección de la entidad. De esta manera, se consigue estudiar y revisar las áreas concretas en las que el auditor considera que puede existir riesgo en la información de los estados financieros en relación a la veracidad, a la presencia de errores o contradicciones materiales, entre otros.

Así, a la hora de realizar una revisión limitada, se podría dar respuesta a cuestiones como la valoración correcta de las existencias y otras cuentas contables de interés, estimación acertada de instrumentos financieros, si se está realizando un tratamiento  adecuado de las amortizaciones o si se está desarrollando un nivel óptimo de verificación interna de un departamento concreto.

En todo caso, esto no es una auditoría y presenta claras diferencias frente a ella, ya que las revisiones limitadas presentan un alcance mucho menor, dado que el propio auditor será el encargado de fijar la magnitud y naturaleza de los procedimientos de revisión que se aplican. Además, facilitan seguridad limitada y no se emite una opinión de auditoria al respecto.