El perito auditor inscrito en el ROAC

El ROAC es el Registro Oficial de Auditores de Cuentas. En este registro se encuentran incluidas todas las empresas auditoras y los auditores a nivel nacional. La inscripción del perito en este registro le capacita para la realización de informes periciales carácter contable, económico o de auditoría de cuentas.

El perito auditor actuará en los supuestos en los que sea requerido por un abogado del proceso o del propio juez que lo solicite. El auditor es el profesional con mayor capacidad para la confección de informes periciales contables, de auditoria o fiscales ya que dispone de los conocimientos necesarios para llevar a cabo el análisis necesario.

La Auditoría de cuentas anuales es la manera de comprobar el estado económico-financiero de una empresa, y el encargado de llevarla a cabo es el perito auditor de cuentas. Se suele requerir la presencia del perito auditor en procedimientos en los que existan dudas desde técnicas de la contabilización de una determinada operación.

El informe pericial requiere de una experiencia y capacidad técnica, así como conocimientos contables de los que únicamente disponen los auditores. Un informe pericial debe de estar redactado de manera clara y concisa, sin que pueda dar lugar a discrepancias entre las partes del conflicto. Las características que han de concurrir en la elaboración del informe del auditor son objetividad e independencia, de manera que no favorezca a ninguna de las partes y sea una fuente fiable de toma de decisiones para los letrados y el juez. Esto queda recogido en la ley de enjuiciamiento civil.

 La auditoría pericial tiene una mayor amplitud en los procedimientos efectuados por cualquier otro perito economista o contable, ya que los auditores ROAC aplican los mismos procedimientos en la confección de los informes periciales que en las auditorias de cuentas anuales.

A lo largo del procedimiento judicial, cualquiera de las partes puede formular dudas o preguntas acerca del informe redactado por el perito auditor. Este habrá de exponer el informe pericial y tendrá derecho a usar el material que considere conveniente, así como presentar los documentos correspondientes para probar sus conclusiones. Además, se le requerirá que realice una explicación del dictamen, y en el caso de que no quedasen claros algunos puntos, deberá resolver las dudas que pudiesen quedar hasta satisfacer a todas las partes que estén involucradas en el procedimiento.

Para comprobar si el perito auditor que firma el informe pericial se encuentra en activo y si es miembro del Registro Oficial de Auditores de Cuentas se puede consultar en la página del ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas).

Por último, el auditor debe superar un examen práctico, uno teórico y acreditar una experiencia mínima de 4 años. La titulación requerida para ser miembro del ROAC es la de economía.