El papel del experto independiente en los acuerdos de refinanciación

El desarrollo de una actividad profesional o un negocio conlleva una serie de riesgos a nivel económico. Lo más habitual es que haya que contraer deudas con bancos y proveedores para poder desarrollar la actividad. Pero cuando las ventas del negocio no generan un flujo positivo de tesorería que permita cubrir esas deudas, la probabilidad de un concurso de acreedores es elevada.

El cierre de actividad de muchos sectores como consecuencia del Covid-19 ha abocado a muchos negocios a una situación de falta de liquidez que les impide afrontar las deudas con sus acreedores. El concurso de acreedores es un proceso judicial de ejecución colectiva destinado a solventar la insolvencia del deudor que no puede hacer frente a sus obligaciones exigibles. La ley contempla la posibilidad de un acuerdo entre el deudor con sus acreedores en aras de evitar su insolvencia actual o inminente. Este pacto se denomina acuerdo de refinanciación.

En este sentido, las empresas que atraviesan dificultades económicas, pero que presentan un proyecto viable tienen la posibilidad de superar la insolvencia, negociando nuevas condiciones de su deuda y posibilitando la continuidad de la actividad empresarial. Los acuerdos de refinanciación son, por tanto, una solución previa a la presentación del concurso de acreedores, y un pilar para la supervivencia del tejido empresarial.

La Ley Concursal protege estos acuerdos de posibles rescisiones, siempre que se cumplan determinados requisitos. En nuestro ordenamiento jurídico, los acuerdos de refinanciación están regulados en los artículos 596-600 del Texto Refundido de la Ley ConcursalEn cuanto a los tipos de acuerdos, podemos distinguir entre acuerdos colectivos, que son establecidos con todos los acreedores, con o sin homologación judicial; y los singulares, establecidos únicamente con un acreedor o con varios, y que en ningún caso podrán ser homologados por el juez.

El papel del auditor como experto independiente es fundamental para poder dar cumplimento a los requisitos exigibles por la legislación vigente.

Los principales requisitos de los acuerdos colectivos son los siguientes:

  • Plan de Viabilidad que permita la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor a corto y medio plazo.
  • Que el acuerdo tenga como objeto, al menos, la ampliación significativa del crédito disponible, o la modificación o la extinción de las obligaciones del deudor, bien mediante la prórroga de la fecha de vencimiento, bien mediante el establecimiento de nuevas obligaciones en sustitución de aquellas que se extingan.
  • El acuerdo ha de estar suscrito en la fecha en que se adopte por el deudor, y por al menos 3/5 partes del pasivo del deudor certificado por el auditor de la sociedad o, en su defecto, por uno nombrado ad hoc por el registrador mercantil del domicilio del deudor.
  • Que el acuerdo se haya formalizado en instrumento público por todos los que lo hubieran suscrito. La escritura pública ha de incorporar obligatoriamente un anexo con el Plan de Viabilidad acordado y la certificación del auditor.

Por su parte, los requisitos de los acuerdos singulares son los siguientes:

  • Plan de Viabilidad que permita la continuidad de la actividad a corto y medio plazo.
  • Que el acuerdo incremente la proporción del activo sobre el pasivo.
  • Que el activo corriente resultante sea igual o superior al pasivo corriente.
  • Que la proporción de los créditos con garantía personal o real de los acreedores que suscriban el acuerdo no sea superior a la existente antes del acuerdo.
  • Que el interés aplicable a los créditos subsistentes o resultantes del acuerdo no exceda en más de un tercio a la media de los intereses aplicables a los créditos antes del acuerdo.
  • Que el acuerdo se formalice en escritura pública.

Para poder plantear acuerdos de refinanciación con garantías jurídicas adecuadas, resulta imprescindible presentar un Plan de Viabilidad que permita la continuidad de la actividad del deudor en el corto y medio plazo. Este documento deberá ir acompañado de un informe elaborado por un experto independiente nombrado por el registrador mercantil del domicilio del deudor.

El experto se pronunciará sobre:

  • El carácter razonable y realizable del plan de viabilidad.
  • La proporcionalidad del plan conforme a las condiciones normales de mercado en la fecha del acuerdo.
  • Las garantías constituidas o que se constituyan a favor de los acreedores.
  • Las demás menciones del plan de viabilidad que, en su caso, prevea la normativa que resulte aplicable.
  • Cuando el informe contuviera reservas o limitaciones de cualquier clase, las partes del acuerdo deberán valorar expresamente la incidencia de las mismas en el plan de viabilidad. Esto se hará en el instrumento público en que se formalice el acuerdo colectivo de refinanciación

En caso de que en el informe del experto se expongan razonadamente ciertas reservas o limitaciones, las partes deberán valorar expresamente si inciden o no en el plan de viabilidad acordado. En tal caso, el informe podría implicar una modificación del contenido inicial del plan de viabilidad

Sin embargo, el nombramiento del experto por el registrador mercantil debe tener lugar una vez concluido el acuerdo, con lo que no participará, ni en su negociación ni en la elaboración del plan de viabilidad, pues podría condicionar y afectar a su independencia.

Dada la importancia que tiene en los acuerdos de refinanciación presentar un plan de viabilidad, es aconsejable que las empresas cuenten con el asesoramiento de profesionales que les ayuden en su elaboración, y puedan garantizar la continuidad de la empresa en el corto y medio plazo.

No te pierdas lo último

Indemnización por accidente en transporte público

Indemnización por accidente en transporte público

Para hacer una reclamación de una indemnización por accidente en transporte público, es necesario una constancia. La cual certifique que las lesiones fueron causadas en ese accidente, además se necesita un informe de urgencia y un parte policial. Cuando ocurre este...

Aportar valor con la auditoría interna

Aportar valor con la auditoría interna

El objetivo de cualquier empresa es crear valor de la forma más eficiente posible, es decir, producir el bien o servicio para el cual fue constituida, utilizando para ello la menor cantidad de recursos posibles. Esto es un concepto básico para toda empresa, y ambos...

Descarga nuestra guía

Te mantendremos informado

Contacta con nosotros

Fiabilidad. Precisión. Confianza.

Suscríbete a nuestra newsletter

Más información

AUDITORÍA

RISK ADVISORY

FINANCIAL ADVISORY

OTROS SERVICIOS

contacta con nosotros

Paseo de la Castellana 30, Madrid.

Tfno: +34 91 314 90 16

Fax: +34 91 279 79 13

horario

Lunes a Jueves
De 9:00 a 19:00

Viernes
De 8:00 a 15:00