Lo que necesitas saber sobre la Auditoría Operativa

La auditoría no es más que un examen o juicio crítico y sistemático realizado por un grupo de profesionales independientes del sistema auditado, a efectos de generar una opinión y generar valor a efectos del correcto funcionamiento de las empresas.

La parte más importante dentro del marco de la auditoría operativa es conocer los objetivos marcados por la dirección de la entidad para su sometimiento a examen su operativa donde se detectarán o preverán los puntos débiles que afectan a los objetivos de la empresa.

En muchas ocasiones, no se tiene un punto de vista crítico desde las fuentes internas de la organización, por lo que se hace imprescindible la intervención de la figura del auditor interno para poder mitigar los puntos débiles de la empresa, configurándose el control interno como uno de los puntos esenciales para la mejora continua de la organización en términos de efectividad y utilidad.

Una vez identificadas las deficiencias que pueden surgir del control interno, origina la necesidad de hacer hincapié en posibles reajustes de la actividad dentro de la planificación, control y contabilidad.

¿Cómo te puede ayudar un auditor?

  • Reformular los objetivos y estrategias de la actividad empresarial, sobre los tiempos de logro y sobre cómo van a determinarse los resultados.
  • Examen a detalle de las transacciones, a efecto de valorar calidad, periodo correcto y costo.
  • Los auditores ofrecerán recomendaciones, siempre y cuando se encuentren convencidos de todo lo que se requiere tras su examen.
  • Informe de resultados al órgano directivo
  • Evaluación de eficiencia y eficacia de las operaciones de la organización.

Por todo lo anterior, es importante que si tras detectar cualquier problema en el funcionamiento de la organización y hacer cambios drásticos, se recomienda previamente pasar por este tipo de auditoría para buscar siempre la mejor forma de mitigar problemas en detrimento de las soluciones más eficientes para la empresa.