Información Financiera Intermedia: NIC 34

Las Normas Internacionales de Contabilidad fueron ideadas para fijar unas líneas comunes en la presentación de los estados financieros de las sociedades.

En concreto, en este artículo vamos a centrarnos en la NIC 34, que regula la información financiera intermedia. Por información financiera intermedia entendemos, toda aquella información siempre que verse acerca de un conjunto de estados financieros completos, o bien, acerca de un conjunto de estados financieros condensados, para un período intermedio cuyo plazo de contabilización es inferior al año.

Los estados financieros intermedios permiten a los posibles inversores una toma de decisiones informada en un tiempo inferior al habitual, ya que los mismos son informados acerca de las capacidades de la entidad, su posición financiera y su liquidez.

La norma no fija un listado de entidades que deban estar obligadas a publicar sus estados financieros intermedios, ni la frecuencia de publicación de los mismos. Sin embargo, es habitual que sean requeridos a aquellas entidades que cotizan en el mercado de valores.

En especial, se aconseja a todas aquellas empresas cotizadas que publiquen los estados financieros intermedios relativos, al menos, al primer semestre del periodo contable, y que pongan a disposición de los usuarios interesados, los estados financieros en un plazo inferior a 60 días tras finalizar el periodo intermedio.

En ese sentido, la información financiera intermedia debe contener al menos:

  • Estado de la situación financiera condensado, al final del periodo intermedio y una comparativa con el periodo contable inmediatamente anterior.
  • Estado condensado del periodo y otro resultado.
  • Estado condensado de cambios en el patrimonio.
  • Estado de flujos de efectivo condensado
  • Notas explicativas de lo sucedido en el periodo intermedio siempre que sea de importancia relativa.

Básicamente, lo que se pretende con esta norma es, proporcionar datos actualizados de los movimientos más relevantes que se han producido en la sociedad.

Por último, debemos mencionar que a la hora de tomar la decisión acerca de qué información se debe incluir en los estados financieros intermedios, hay que basarse en el principio contable de la importancia relativa, para evitar alterar la imagen fiel de la empresa. Así mismo, a la hora de emitir los estados financieros intermedios, estas empresas deben aplicar los mismos principios contables que sean de aplicación en los estados financieros anuales.