¿Es posible auditar una Comunidad de Propietarios?

El tipo de entidades que pueden ser analizadas a través de una auditoría son numerosas, estando incluidas las Comunidades de Propietarios. Estas, para garantizar que sus cuentas son correctas, son auditadas generalmente por despachos de abogados con el objetivo de examinar y verificar si los actuales administradores de las mismas están llevando a cabo correctamente la contabilidad.

Sin embargo, hay que destacar que la auditoría para este tipo de comunidades no es obligatoria según lo establecido en la legislación mercantil. Esto se debe a que en ningún caso una auditoría contable podrá expedir una opinión sobre el estado financiero de una Comunidad de Propietarios.

Pero a pesar de que no sea una auditoría de cuentas al uso, un auditor podrá efectuar los determinados informes de revisión contable. Para lograrlo tendrá que puntualizar previamente el alcance exacto y transparente de dicha revisión, así como los resultados esperados de la Comunidad de Propietarios.

Como consecuencia, esta revisión no se encuentra sujeta a la normativa reguladora en la que se recoge la actividad de auditoría de cuentas. Por tanto, no podrá ostentar la consideración de informe de auditoría de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 3.3. del Real Decreto 1517/2011, o también conocido como RAC.

Además, puede incurrir en una conducta que acarrea una infracción grave a tenor de lo establecido en el artículo 34 g) Texto Refundido de la Ley de Auditoría de Cuentas (TRLAC).

En el caso que un administrador de una comunidad de propietarios decidiera realizar la mencionada revisión de sus cuentas por un auditor profesional, en ningún caso podrá tratarse como una auténtica auditoría de cuentas al amparo de lo dispuesto en el artículo 1 y 2.2 del TRLAC, en el cual no se recoge la rendición de cuentas conforme a la Ley de Propiedad Horizontal.

Sin embargo, cabe destacar que este tipo de revisión de cuentas la puede realizar cualquier persona siempre que cuente con los adecuados conocimientos y experiencia en el sector del funcionamiento de las Comunidades de Propietarios y en aplicación de la Ley de Propiedad Horizontal. Por ello, no es necesario una segunda revisión de dicho informe por parte de un auditor de cuentas profesional.

En caso de que el informe finalmente sea realizado por un auditor profesional, este deberá contener una redacción que respete los términos establecidos en el artículo 3.3 del RAC.

Por todo ello, queda claro que no se puede realizar una auditoría de cuentas a una Comunidad de Propietarios, pero sí realizar un informe de cuentas similar a la auditoría con el objetivo de cerciorarse de que se estén llevando a cabo las cuentas de la misma de forma correcta y transparente.

En Legalnet contamos con los mejores asesores y auditores. Si quieres que tu comunidad de vecinos sea sometida a este tipo de estudio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Visita nuestra sede en Paseo de la Castellana 30 de Madrid, o llama al 913 14 90 16.